desde nivel B1 / curiosidades

Cervantes y Shakespeare no murieron el mismo día

acento castellano

  • Glosario
  • Glossaire
  • Glossar
  • Glossário

Cervantes y Shakespeare no murieron el mismo día

En casi todos los libros de texto se decía que una casualidad1 histórica sobre dos de los mayores genios literarios de la historia: “Shakespeare y Cervantes murieron el mismo día”. Concretamente el 23 de abril de 1616. Esa es la razón por la cual el Día Mundial del Libro se celebra en esa fecha. Sin embargo, no es cierto que murieran el mismo día. Resulta que, en esa época, Inglaterra utilizaba todavía el antiguo calendario juliano, mientras que España ya había cambiado al calendario gregoriano. Este calendario, creado por el Papa Gregorio XIII en 1582, utilizaba una medida2 del número de días que hay en un año, que es diferente del número de días que hay en el calendario juliano. Este calendario fue implantado3 por Julio César en el año 46 a.C. (antes de Cristo), introduciendo los años bisiestos4 (366 días en el año) para ajustar que la Tierra no da un número entero de vueltas en un año. En realidad, un año dura un poco más de 365 días, como explicábamos en esta misma sección en el número 61 de Punto y Coma.

El calendario gregoriano es mucho más preciso que el juliano, ya que con el juliano se producía un desajuste5 de 11 minutos por año. Por eso, en 1582, el desfase6 era ya de 10 días, y el equinoccio de marzo (primavera en el hemisferio norte) tuvo lugar el 11 de marzo, en vez del día 21.  El calendario gregoriano se diferencia del juliano en que no todos los años múltiplos de 4 son bisiestos, sino que se exceptúan los años que acaban en 00 que no son bisiestos, como el año 1200, por ejemplo. Los equinoccios son los momentos en que la órbita de la Tierra cruza el plano de la eclíptica. El de marzo es el punto en el que en el Polo Norte se pasa de una noche de seis meses a un día de seis meses.Es decir, después de 1582, España ya utilizaba una medida del número de días del año distinta de Inglaterra, porque Inglaterra seguía usando el calendario juliano. Así, en 1616 hay un desfase importante en la cuenta de días reales entre Inglaterra y España. Y por eso, cuando en Inglaterra se registra que Shakespeare murió el 23 de abril de 1616, en realidad, según el calendario gregoriano murió el 3 de mayo de ese año.

Además de eso, recientemente se ha descubierto que Cervantes murió un día antes, el 22 de abril de 1616, y el 23 de abril, en realidad, fue el día de su entierro. Las enciclopedias han ido rectificando el antiguo error y hoy día registran correctamente el 22 de abril como fecha real de la muerte del genio de la literatura en español.


 

* Texto publicado en el número 63 de la revista Punto y Coma

pyin063p

EDICIÓN IMPRESA