desde nivel B1 / curiosidades / Por Clara de la Flor

chiringuito

acento castellano

  • Glosario
  • Glossaire
  • Glossar
  • Glossário

“Yo tengo un chiringuito a orillas de la playa,
lo tengo muy bonito y espero que tu vayas.
Las chicas en verano no guisan1 ni cocinan,
se ponen como locas si prueban mi sardina”

En el verano de 1988, el cantante Georgi Dann puso en boca de todos los españoles la gran palabra chiringuito. Previamente, el músico especialista en éxitos del verano2 había pasado en los setenta y los ochenta por El bimbó, El africano y El negro no puede… Curiosamente, el rey de la canción del verano en España era un francés de París. Pero esa es otra historia.

¿De dónde viene la palabra chiringuito? En España, se utilizó por primera vez en 1913 en Levante, concretamente en Sitges (Barcelona). El Chiringuito fue el nombre que el periodista madrileño3 César González Ruano le dio al pequeño bar de la playa en el que solía escribir.

Cuentan que el nombre de El Chiringuito fue un personal homenaje4 del periodista a sus viajes por Cuba. Hoy, el primer chiringuito de España sigue levantado en la playa de Sitges. De aspecto marinero, azul y blanco, sirve cerveza fría, vino blanco y pescado fresco cada día. Gracias a este local, la palabra chiringuito comenzó a extenderse por todo el levante español,  y por Andalucía… Hoy está tan popularizada en España, que muy pocas personas conocen su verdadero origen. Lo que todos tenemos claro es que un chiringuito es un pequeño local situado en la playa donde se puede tomar algo y en el que habitualmente también sirven pescado. La RAE registró la palabra en 1983 con dos significados. Según el Diccionario de la Real Academia Española, chiringuito significa ‘quiosco o puesto de bebidas al aire libre’, y también, ‘chorrito menudo’. Y es precisamente esta segunda acepción5 la que nos lleva a la isla de Cuba, la verdadera cuna6 de la palabra. Cuentan que, durante el siglo XIX, los trabajadores de las plantaciones de caña de azúcar7 se tomaban un café cuando paraban a descansar. Cogían una media8, la llenaban de café y después le echaban el agua. La media hacía de colador9, servía para filtrar el café. Pues bien, al chorrito10 que salía de esa media lo llamaban chiringo. Con el paso del tiempo, se crearon pequeños quioscos de caña y hojas, y allí los campesinos descansaban y se tomaban su café. “Vamos al chiringuito”, decían.

Hoy los cubanos utilizan la palabra como en España y los mexicanos han creado la variante changarrito

 

*Texto publicado en la revista ELE Punto y Coma

revista punto y coma

EDICIÓN IMPRESA