desde nivel B2 / política y sociedad / reportaje / Aroa Moreno

ruta-de-la-muerte

acento: castellano, mexicano

  • Glosario
  • Glossaire
  • Glossar

EL PELIGROSO VIAJE DE LOS EMIGRANTES DE AMÉRICA CENTRAL PARA ALCANZAR “EL SUEÑO AMERICANO”

Agobiados por el fantasma de la miseria y el hambre que azotaCentroamérica, cientos de miles de indocumentados2 llegan cada año a México camino de Estados Unidos. En busca de una vida mejor, emprenden3 un peligroso viaje en tren en el que pueden perder la vida y en el que son víctimas de diferentes abusos y vejaciones4. Una ruta que es conocida como “la ruta de la muerte” por el fatal destino que a menudo les espera.

La emigración centroamericana hacia Estados Unidos, un país en el que la comunidad hispana supera ya los 40 millones de personas, ha crecido mucho en los últimos años. Ellos son solamente la punta del iceberg de todos aquellos hombres, mujeres y menores que alguna vez decidieron abandonar sus casas, sus familias y su país para emprender un dificilísimo viaje hasta cruzar la frontera norte de México. Muchos se quedaron en el camino o fueron deportados5 a su país de origen. El bajo nivel de vida existente en América Central, acentuado6 en los últimos años por la “crisis del café”, obliga a los emigrantes a enfrentarse a un mundo muy peligroso, ilegal y delictivo7 que irá haciendo su particular criba8 en el intento de los indocumentados por alcanzar su meta. Un viaje de difícil retorno.

Estos emigrantes son conocidos en Centroamérica como “mojados”, o “espaldas mojadas”. El nombre viene de los primeros tiempos de la emigración a EEUU, cuando la entrada al país se hacía a nado por el cauce9 del Río Bravo. Actualmente, aunque las rutas cambian debido a las patrullas de vigilancia10, ya que se hacen en su mayoría a través del desierto, poco han variado los métodos. Los ríos siguen siendo muchas veces puntos ciegos de las fronteras norte y sur mexicanas. Sin embargo, los “peajes”11 se pagan cada vez más caros: los peligros se han multiplicado y los emigrantes no solamente tienen que sortear12 la vigilancia del país que les espera al otro lado de la frontera. Bandas de delincuentes, mafias de trata de personas13, “coyotes” (guías a los que pagan elevadísimas sumas de dinero)… asaltan por las noches a los indocumentados a lo largo del camino que recorren. Quien emprende el camino conoce los peligros, sabe que no será fácil y, aun así, se arriesga.  Luis es nicaragüense, espera en la Casa del Emigrante de Tapachula, México, a que le llegue su turno:  “A decir verdad, me gustaría que Dios me dijera qué va a pasar, porque esto es una aventura. Ahora veo muchos pájaros volando, no tengo nada seguro. Conozco el trayecto14, pero el destino no. No se qué pasará. Tengo miedo de morir, de subirme al tren, de perder una pierna, no dejo de pensarlo, pero me voy a subir”.

 

*Este es un extracto del texto original publicado en la revista de ELE Punto y Coma. El texto completo en PDF con actividades está disponible en la tienda online de la editorial Habla con Eñe.

* Encontrarás el reportaje completo en el número 2 de la revista Punto y Coma