nivel C  /  reportaje  /  Rueda Duque  /  foto: Los santos inocentes de Mario Camus

Fotograma de "Los santos inocentes" de Mario Camus

  • Glossary
  • Glossaire
  • Glossar
  • Glossário

Páginas a 24 fotogramas1 por segundo

Una buena novela se construye a medias. Una parte pertenece al autor, al narrador de esa historia. Pero la otra, también importante, es cosa del lector que la imagina: los detalles, los rasgos2 de los personajes, las voces, las calles… Un mundo que hacemos nuestro mientras podemos porque, antes o después, llega ese productor de cine metomentodo3 que decide comprar los derechos de nuestra novela favorita y reabrir el viejo debate: ¿cuál es mejor, el libro o la película? Aquí van nueve ejemplos cercanos.

LA COLMENA

Dura, honesta y cargada de una lucidez pesimista, esta es una de las mejores y más influyentes novelas del siglo XX. Escrita por el español Camilo José Cela a mediados de los años cuarenta y publicada en España en 1951, La colmena retrata a través de múltiples tramas4 y personajes la vida cotidiana, las ilusiones y las miserias de una ciudad, Madrid, azotada5 por la desoladora6 realidad de la posguerra. Precisamente su carácter coral, sin un único protagonista, fue el mayor reto7 de Mario Camus al convertirla en película 30 años más tarde. Por eso el director se rodeó de los mejores actores de la época y, probablemente por eso también, su Colmena ganó el Oso de Oro en el Festival de Berlín. Aquí novela gana a película, pero por muy poco.

LOS SANTOS INOCENTES

Dos años más tarde, Mario Camus llevó también al cine Los santos inocentes, de Miguel Delibes. De nuevo una novela fundamental, una de las mejores que se haya escrito nunca. Crudísimo retrato de la España de la dictadura en los “emergentes” años sesenta, la novela nos traslada a una finca extremeña8 y relata las crueldades y penurias9 que sufre una humilde familia de campesinos a manos del señorito10 del cortijo.11 Crítica poderosa a un sistema que favorecía la desigualdad12 social y el caciquismo,13 la película consiguió capturar perfectamente el tono y la dureza de la novela y elevar a los personajes gracias al trabajo de dos actores, Alfredo Landa y Paco Rabal, premiados por sus interpretaciones en el Festival de Cine de Cannes. Empate14 técnico entre película y novela.

LA CIUDAD Y LOS PERROS

La primera novela de Mario Vargas Llosa es tan buena que cuesta creer que realmente fuera la primera. Fue publicada en 1963 bajo la apariencia de un inocente relato de juventud centrado en las aventuras de un grupo de adolescentes internos15 en el colegio militar Leoncio Prado, pero el escritor peruano construyó un ataque feroz al militarismo y a una sociedad clasista y discriminadora. Francisco Lombardi, influyente y reconocido director peruano, fue el responsable de la adaptación cinematográfica utilizando un guion16 del propio Vargas Llosa. A pesar de un resultado más que digno (la cinta17 fue premiada en el Festival de San Sebastián), no tiene comparación con una de las mejores novelas de uno de los mejores escritores.

EL CORONEL NO TIENE QUIEN LE ESCRIBA

Y después de hablar de Vargas Llosa es casi inevitable hacerlo de Gabriel García Márquez. En 1961 publicó una novela corta, la más sencilla que ha escrito nunca, sobre un viejo coronel que espera paciente la llegada de una carta que nunca vendrá. La ternura18 con la que el escritor describe y comprende a su protagonista, la tristeza y frustración que destilan19 las páginas de este libro fueron recogidas, casi cuatro décadas más tarde, por el mexicano Arturo Ripstein en una película que cumple20 y resuelve pero no emociona. Victoria clara y sin contemplaciones21 de la versión literaria.

LA CASA DE LOS ESPÍRITUS

Heredera22 del realismo mágico desarrollado, precisamente, por García Márquez, La casa de los espíritus es la primera y arrebatadora23 novela de Isabel Allende, una de las escritoras más leídas del último siglo. Una historia de amor, ideales y experiencias sobrenaturales que se desarrolla a lo largo de cuatro generaciones de una familia, los Trueba, que funcionan como reflejo social y político del Chile poscolonial. Fue el danés Bille August quien, en su primer trabajo en Hollywood y con un reparto24 lleno de caras conocidas (incluido Antonio Banderas), intentó trasladar la novela de Allende al celuloide. Pero el resultado fue una película torpe,25 sin corazón y sin personajes, muy lejos del mundo mágico y absorbente fabulado26 por la escritora. Pierde la película.

LA CIUDAD DE LOS PRODIGIOS

Eduardo Mendoza se hizo un nombre en la literatura combinando con inteligencia y un gusto exquisito la novela negra27 y el humor absurdo. Por eso nadie esperaba que escribiese una obra tan ambiciosa y comprometida como La ciudad de los prodigios, relato del complicado ascenso hacia el poder y la riqueza de un joven en la Barcelona de principios del siglo XX. El encargo28 de convertirla en película recayó en29 el director de La colmena y Los santos inocentes, Mario Camus, que en este caso contó con un reparto mucho más limitado y un guion errático e incapaz de traducir la grandeza de esta importante novela.

SOLDADOS DE SALAMINA

La Guerra Civil española es un tema recurrente en el cine y la literatura, pero es posible que nadie lo haya tratado de forma tan sutil y emocionante en los últimos años como el Javier Cercas de Soldados de Salamina. La novela, a medio camino entre el ensayo y la ficción, se acerca a la milagrosa salvación del escritor Rafael Sánchez Mazas momentos antes de su fusilamiento. La posterior película de David Trueba fue excelentemente recibida por público y crítica a pesar de sus discutibles variaciones sobre el original. Aquí, por poco, se impone30 el cine.

LA LENGUA DE LAS MARIPOSAS 

Sin salir de la Guerra Civil, pero cambiando de género (esta vez no es novela, sino cuento), La lengua de las mariposas, de Manuel Rivas, un magnífico relato31 que dibuja la amistad entre un niño y el maestro de su escuela, un hombre valiente y entrañable32 que se pone en peligro por amor a sus principios y lealtad a sus alumnos. El veterano José Luis Cuerda sacó toda su humanidad para dar luz, voz y calor a este relato, convirtiéndolo en una película magnífica y conmovedora,33 en un exponente incontestable del mejor cine español. ¿Película o relato? Película. Descargar edición ELE

EL CAPITÁN ALATRISTE

No podíamos dejar fuera de esta selección al escritor del best seller español por antonomasia,34 Arturo Pérez Reverte, y la serie de novelas que dieron lugar a la película con la que empezamos a hablar de cine en Punto y Coma. Los libros del carismático capitán Alatriste son relatos clásicos de aventuras, entretenidos, sencillos y emocionantes. Con una prosa mucho menos falsa y alambicada35 de la que suele emplear este escritor. Las correrías36 de este heroico espadachín37 forman parte ya del imaginario colectivo. La película de Díaz Yanes intentó concentrar varias de las novelas en un solo guion, y lo hizo con muchos medios, pero con poco acierto,38 consiguiendo una película espectacular, pero confusa y, a ratos, aburrida. Un pecado39 imperdonable que no arreglaba ni aquel esforzado Viggo Mortensen dando vida a un capitán que no le llegaba a los talones40 a ese justiciero41 invencible que todos imaginamos frente a las páginas de la novela.

Te pueden interesar

Cine y guerra civil española
David Trueba (entrevista)


 

* Texto publicado en el número 42 de la revista de ELE Punto y Coma 

PYC42

EDICIÓN IMPRESA