desde nivel B2  /  artes escénicas  /  reportaje de citas  /  Clara de la Flor

Rocio_Molina

acento andaluz

  • Glossary
  • Glossaire
  • Glossar
  • Glossário


Rocío Molina

La bailaora1 Rocío Molina, una perfecta rara avis del flamenco, nos habla de su espectáculo Caído del cielo, un viaje a su intimidad de la mano de los grandes maestros de este arte.

En el flamenco hay artistas que lo hacen muy bien y tienen una técnica perfecta; otros tienen arte, ángel o duende2 y el espectador se queda fascinado frente a ellos; otros se pierden en la investigación3 y se convierten en ovejas negrasF para muchos seguidores del flamenco; y, raras veces, un flamenco lo tiene todo: técnica, duende y riesgo. Esta es la historia de la bailaora Rocío Molina, una chica de Málaga que comenzó a bailar desde pequeñita, como muchas de las niñas de su entorno,4 y se convirtió en una artista internacional. Su trabajo traspasa5 fronteras físicas y rompe los moldes del flamenco tradicional. Con cada nuevo espectáculo reconoce también perder seguidores,6 sobre todo, flamencos.”No lo hago aposta,7 sino por necesidad o porque mi cuerpo… lo escucho, y va por ahí. Es un público que se divide, y hay parte que se despide8 de mí y no me quiere ver ni en pintura,F y hay otra parte, pues que se hace incluso más fiel”.9

La vanguardia, el riesgo y su manera de sentir son las señas10 de identidad de esta flamenca que repite siempre que los bailaores de flamenco son músicos además de bailarines.

“Para mí eso es lo flamenco, yo estoy haciendo mi verdad. Puede que no guste, puede que moleste, a veces es raro, a veces es feo, a veces es hermoso, a veces es muy energético, a veces aburrido,11 pero es verdad”.

CAÍDA DEL CIELO

A finales de 2016, la malagueña presentó Caída del cielo en el Teatro Nacional de Chaillot de París, el principal impulsor económico de este espectáculo. A principios de 2017 viajó a Madrid y lo mostró a un público entusiasmado en el Teatro Español.

Rocío Molina sale al escenario12 vestida de blanco con una preciosa bata de cola.13 La luz es intensa y el suelo parece el lienzo14 de un pintor. El escenario está completamente desnudo. Rocío camina en silencio, va descalza15 y se coloca mirando al público. Es inmensamente grande, a pesar de su pequeño tamaño, a pesar de no moverse. La primera pieza son trece minutos en completo silencio. La bailaora se tira al suelo, se arrastra16 muy despacio, no baila, sino que descubre sus propios movimientos. Es un nacimiento,17 un despertar18 lento e incluso aburrido, sin el cual no se entendería el final de la obra. El responsable de este despertar es el dramaturgo19 y escenógrafo20 español Carlos Marqueríe, alguien ya imprescindible en los espectáculos de la malagueña.

“Pero ahí confiaba21 en Carlos 100%, que me decía: ‘Tranquila, más despacio’. Y digo: ‘Carlos, ¿más despacio? Que llevo veinte minutos en silencio y es un minuto para levantar un brazo. Es que yo me pierdo, no le encuentro el sentido’. Y al final lo conseguí entender: la quietud con el silencio, que son las dos cosas para mí más duras. Claro, cuando te haces amigo de eso, lo entiendes, entiendes el tiempo que hay en eso, claro, descubres esa grandeza. Y sí, se convierte en una imagen muy poderosa”.

FRASES HECHAS

OVEJA NEGRA Ser una oveja negra es ser alguien que no se comporta como el resto de sus compañeros ni es aceptado por ellos.
NO QUERER VER A ALGUIEN NI EN PINTURA Se dice cuando estamos muy enfadados con una persona y no queremos verla.


 

* Texto publicado en el número 66 de la revista de ELE Punto y Coma

pyc66

EDICIÓN IMPRESA