¿Sabías que la terminación –mente viene de la palabra latina mens-mentis que quiere decir mente, intención? Por ejemplo claramente significa “con mente clara”. Por esta razón es el único sufijo que se forma a partir de la forma femenina del adjetivo.

Ahora veamos cómo funcionan estos adverbios. Para formar un adverbio a partir de un adjetivo, este se pone en femenino y se le añade el sufijo –mente:

rápid-o → rápid-a-mente
alegr-e→
alegr-e-mente

Los adverbios normalmente dependen del verbo y sirven para indicar cómo se desarrolla la acción expresada por el verbo:

Juan lleva una vida estupenda à Juan vive estupendamente

 

Algunos adverbios en español cumplen una función pragmática:

Lamentablemente sirve para introducir una información negativa y/o pedir disculpas:

Lamentablemente no tenemos este catálogo = Lo sentimos, pero no tenemos este catálogo

Francamente sirve para expresar una opinión personal distinta de la de nuestros interlocutores, pero de forma delicada.

–Me encanta Woody Allen.

–Pues a mí, francamente, no me gusta mucho. = No estoy de acuerdo contigo, a mí no me gusta.

Efectivamente indica que estamos de acuerdo con lo que dice nuestro interlocutor o con la última frase que hemos escuchado.

 –El museo del Prado me ha parecido muy grande.
–Efectivamente, es muy grande
. = Es verdad, es muy grande.

Especialmente subraya una información, y equivale a sobre todo.

 Me gusta el helado, especialmente, de chocolate. = Sobre todo, me gusta el helado de chocolate

Realmente intensifica la frase entera.

 Realmente, Madrid es una ciudad muy bonita. = Madrid es muy muy bonita.

 
Encontrarás más información en el nuevo curso online de Habla con Eñe www.hablametodo.com